Home » Noticias »

Baja la morosidad en los créditos a la construcción

Los créditos impagados son un buen termómetro del momento que viven familias y empresas en España. Y si miramos cómo ha evolucionado la morosidad del sector de la construcción descubrimos que vive su mejor momento en lo que llevamos de siglo.

Según los datos del Banco de España, en el primer trimestre del año la morosidad conjunta del ladrillo  se situó en 27.918 millones de euros. Si tenemos en cuenta la evolución histórica, descubrimos que la cifra está en niveles de finales de 1998 y que se ha desplomado más de un 80% desde el récord alcanzado en 2008.

En verano de dicho año, con el euríbor en máximos históricos y en pleno estallido de la crisis financiera internacional, los créditos dudosos del sector de la construcción llegaron a situarse por encima de los 150.000 millones de euros. Desde el primer trimestre de 2006 al segundo de 2011, los impagos del ladrillo se mantuvieron por encima de los 100.000 millones de euros.

La evolución dibuja casi a la perfección una campana, dejando los últimos datos en unos niveles similares a los de finales del siglo pasado, y muestra que desde 2014, justo cuando empezó la recuperación económica, la cifra de préstamos morosos de la construcción se ha reducido a la mitad.